·

·

Cómo cambiar la apariencia de mi Gmail

Por JAT Consulting el 15 Julio, 2015 Sin Comentarios

Alguna vez te has preguntado ¿Cómo cambiar la apariencia de mi Gmail? A menos que seas de la especie rara que usa Outlook, o se haya cambiado a Inbox, sin duda estás familiarizado con el aspecto de la interfaz web de Gmail. Ahora, a través de la configuración, los temas y algunos complementos seleccionados de Gmail, puede transformar fácilmente ese aspecto para que se adapte mejor a sus gustos.

Configuración y diseño

Haga clic en el icono de engranaje a la derecha e inmediatamente puede elegir la densidad de visualización (la cantidad de espacio que pone Gmail entre los elementos de la interfaz) esto usualmente se ajusta de forma automática basado en la resolución de su pantalla, pero también se puede establecer manualmente aquí.

1330158301531807890

Luego está la opción de los diseños de la bandeja de entrada, a la se puede acceder desde el menú desplegable junto al enlace de la bandeja de entrada en la parte izquierda. Puede abandonar la interfaz con pestañas para mostrar mensajes importantes, no leídos o destacados en primer lugar, o incluso volver a la vieja apariencia de la bandeja de entrada de prioridad.

Si te conformas con la opción por defecto, puede elegir las pestañas que Gmail muestra en pantalla: Haga clic en el icono más pequeño al lado de la pestaña de la derecha para establecer que las pestañas se muestran. Si remueves una etiqueta, entonces los mensajes regresan a la carpeta principal.

Diríjase a la página de Configuración del menú principal (en el icono del engranaje) y es posible cambiar el número de mensajes en la pantalla, cerrar la vista de conversación, cambiar entre los botones e iconos para las etiquetas, y mostrar u ocultar fragmentos de mensajes. La página de Labs es digna de una mirada también; hay una serie de ajustes experimentales que cambian la apariencia de Gmail.

Temas de Gmail

Si está listo para ser un poco más creativo con la personalización de su Gmail, entonces prueba el link de Temas del menú principal. Los temas más modernos están en la parte superior, con las opciones clásicas más viejas por debajo, y hay un botón Mis fotos si usted quiere elegir una imagen propia.

1330158301734665106

El tema de Alto Contraste es digno de una mirada si quieres un poco más de distinción entre las secciones, pero hay mucho de dónde elegir. Si elige un tema nuevo (o su propia imagen) puede cambiar el color de texto, viñetas y las imágenes borrosas usando los botones en la parte inferior.

Colores en blanco también están disponibles y usted puede elegir Más Imágenes para ver cientos de fotos de alta calidad recogidas a mano por Google como adecuadas para uso como telón de fondo para sus mensajes. Si está atrapado en busca de inspiración, siempre está la opción aleatoria al final de la lista.

Cualquier cambio que realice se vincula a su cuenta de Google, sus temas escogidos aparecerán siempre que se conecte.

Complementos Terceros

Hay un montón de extensiones de terceros y complementos que se pueden instalar si usted se le ha agotado las opciones de personalización en el interior de Gmail. Gmelius, por ejemplo, se centra en funciones de productividad, pero puede hacer algunos cambios en la interfaz también (como ocultar el widget personas).

1330158301823813522

Enhancements for Gmail es una extensión de Chrome que le permite mostrar u ocultar ciertos elementos de la interfaz de Gmail para la web, y viene con algunos extras útiles como bien el plug-in que puede configurar notificaciones de escritorio, por ejemplo. Color Icons for Gmail, por su parte, hace exactamente lo que se espera.

Google Redesigned para Firefox es otra alternativa, que le permite cambiar por completo el aspecto de Gmail (y otros servicios de Google) utilizando código CSS añadido al nivel de navegador. Algunos usuarios están reportando errores, pero si usted puede conseguir que funcione correctamente entonces seria impresionante.

Cómo cambiar la apariencia de mi Gmail

Posts Relacionados

Echa un vistazo a estos posts

Unirse a la conversación