·

·

Mejora la conexión de tu WiFi con estos consejos

Por JAT Consulting el 13 Noviembre, 2016 Sin Comentarios

De una red WiFi solemos esperar una conexión rápida sin cortes y sin ningún tipo de interrupciones. No obstante, en una casa, por ejemplo, cada vez tenemos más dispositivos conectados que demandan más ancho de banda y mínimas latencias. Lo que ocurre es que no siempre disponemos de la mejor conexión debido a la falta de cobertura, ya que en la mayoría de los casos recurrimos a enlaces inalámbricos basados en tecnologías WiFi porque son más sencillos de instalar y no hay que poner cables por toda la casa. Esto hace que el rendimiento sea menor y por lo tanto no haya la conexión deseada en todos los rincones de la casa.

Los problemas más comunes de una conexión WiFi tienen que ver con la velocidad de la misma, con que falle y nos quedemos sin conexión, con el router y con la calidad y potencia de la señal. ¿Qué podemos hacer entonces para mejorar estos problemas? A continuación intentamos dar solución a todos estos problemas.

CALIDAD Y POTENCIA DE LA SEÑAL
En una casa puede haber demasiadas interferencias y obstáculos (paredes, ventanas, electrodomésticos, muebles, etc) que pueden impedir que la señal Wi-Fi llegue con calidad y potencia a todas las habitaciones. Todo dependerá de dónde coloquemos el router y de dónde esté ubicado en relación al resto de las habitaciones de la casa. Cuanto más lejos coloquemos el router de las habitaciones a las que queramos llevar la cobertura del Internet, menor será la velocidad y la calidad de la conexión. De ahí que sea tan importante situar el router en un punto central del hogar.

CONEXIÓN LENTA
Si crees que tu red Wi-Fi va más lenta de lo que debería ir puede deberse a diferentes tipos de causas. La primera, que el router esté muy lejos de la habitación en la que te encuentras. Prueba a colocar el router en el centro de tu casa. Si eso no funciona el problema puede ser del propio router, por lo que tendrías que contactar con tu operadora para que te lo cambie.

También puede deberse a que no hay suficiente ancho de banda. Si en ese momento estáis varias personas conectadas y usando distintos dispositivos (portátiles, móviles, televisores, etc…) es probable que la velocidad de conexión Wi-Fi se haya reducido por la cantidad de aparatos conectados. La única solución es desconectar alguno de ellos que no se esté usando para que vaya más rápido.

Os aconsejamos configurar manualmente la red cuando activéis la WiFi por primera vez. La mayoría de usuarios no lo hace, lo que significa que la mayoría usa por defecto los canales 1, 6 y 11. Muchos routers nuevos eligen de forma automática las frecuencias menos usadas cuando inician una sesión. No obstante, y para aseguraros, les aconsejamos seleccionar el canal de forma manual.

PÁSATE A UN ROUTER MODELO AC
Los routers que nos instalan las operadoras son muy básicos. Si queremos realmente un router que nos ofrezca una buena señal y conectividad tendremos que comprarlo. En el mercado encontraremos muchos y muy modernos pero les aconsejamos elegir los compatibles con WiFi AC (con el estándar de comunicaciones inalámbrico 802.11ac), que comenzaron a llegar al mercado en el 2012 y que ofrecen un gran rendimiento. Se centran en la banda de 5 GHz para ofrecer mejor cobertura y velocidad y son capaces de proporcionar múltiples canales de comunicación de forma simultánea para abastecer a diferentes dispositivos que se conecten al router al mismo tiempo.

INSTALA UN AMPLIFICADOR WIFI
Si la señal de vuestra WiFi es muy débil siempre podéis echar mano también de esta opción: un amplificador WiFi. Los amplificadores mejoran la calidad en los lugares donde la cobertura es muy pobre. Estos detectan la red WiFi que tenemos funcionando, copian sus parámetros más importantes como el identificador de red y los protocolos de seguridad y crean una nueva señal con el máximo de potencia para ampliar la cobertura. Su instalación es tan sencilla como enchufar el aparato en la habitación donde tengamos poca señal.

NO HAY CONEXIÓN DE INTERNET
Sin explicación alguna dejamos de tener conexión a Internet. ¿Por qué? Esto puede ocurrir por varios motivos y lo que suelen recomendar los expertos es desconectar y volver a conectar el router, eso sí, dejando siempre unos 30 segundos de espera en medio.

¿Te ha gustado este artículo? Te invitamos a comentar y compartirlo con tus amigos.

¿Quieres más artículos interesantes como este? Puede suscribirte en el formulario que se encuentra en la parte de abajo para recibir en tu correo artículos, noticias y muchas cosas mas, también puedes visitar el Blog de JAT Consulting para ver más artículos interesantes del mundo tecnológico, también puede visitarnos y seguirnos en Facebook, Twitter y Google+.

Mejora la conexión de tu WiFi con estos consejos

Posts Relacionados

Echa un vistazo a estos posts

Unirse a la conversación