·

·

Se acabaron las licencias para el formato mp3

Por JAT Consulting el 17 Mayo, 2017 Sin Comentarios

Un grupo de investigadores alemanes en la década de los 80, investigaban un formato digital de audio que pudiera reducir el tamaño de los archivos. En aquel tiempo un CD podía almacenar en promedio unas 10 o 12 canciones. Así, en 1993 nació el formato MP3, que revolucionaría la industria musical.

Hoy en día, podemos deducir la edad de alguien en función de qué dispositivos ha utilizado a lo largo de su vida. Porque no es lo mismo que en la infancia hayamos usado un walkman con cassettes, que un smartphone con sus archivos MP3, por ejemplo.

A todos nos es familiar este formato de codificación de audio digital, puesto que tuvo mucho peso en la evolución de la forma de disfrutar la música. Este formato de compresión de sonido que aterrizó a mediados de los noventa, ha logrado convertirse en un icono, y una revolución que impulsó la aparición de nuevos aparatos.

Durante las últimas dos décadas, el Instituto Fraunhofer IIS y Technicolor (antes, Thomson Multimedia) han sido los encargados del control de los derechos de este formato. Es decir, que lo licenciaban para los que quisieran hacer uso de él. Pero ahora, las licencias de MP3 se terminan, según informa el Instituto Fraunhofer IIS en un comunicado oficial.

Pero, ¿en qué se traduce exactamente esto? Primero, estar tranquilos: para los usuarios este formato seguirá estando disponible, porque se trata de algo simbólico. Lo que sucede es que, como es lógico, la situación ha cambiado y han llegado formatos nuevos que están sustituyendo al MP3. Si bien es cierto que supuso un gran salto en lo referente a calidad y compresión respecto a los formatos que se utilizaban en aquellos tiempos, ahora contamos con otros que son mejores.

Un claro ejemplo es el ACC, un formato de codificación de audio avanzada (Advanced Audio Coding), que se ha extendido mucho por los buenos resultados que ofrece. También va a pisar fuerte el MPEG-H, un formato que será cada vez más utilizado por aquellos servicios centrados en contenidos en streaming. En el comunicado reconocen que el MP3 goza de gran popularidad, pero que se debe dejar espacio a los códecs modernos, que ofrecen más características y una calidad más elevada con una tasa de bites (o bitrate) menor.

Formato AAC

Estos formatos y otros abiertos, como el FLAC, cuya ventaja es que se trata de una compresión sin pérdidas, ya son soportados por muchos dispositivos, por la discontinuidad del MP3 no es otra cosa que ley de vida.

Cabe destacar que el formato MP3 reducía hasta 15 veces el peso de los archivos de audio. Con poco más de dos décadas el mítico formato de almacenamiento tuvo varios méritos, entre ellos se destaca realizar el salto de la música analógica a la digital, el declive de los formatos de almacenamientos físicos y la apertura para plataformas como Spotify. Siempre te recordaremos, MP3.

¿Te ha gustado este artículo? Te invitamos a comentar y compartirlo con tus amigos

Puedes visitar el Blog de JAT Consulting para ver más artículos interesantes del mundo tecnológico, también puede seguirnos en Facebook, Twitter y Google+.

Se acabaron las licencias para el formato mp3

Unirse a la conversación